alfonsocortes.es Rotating Header Image

españa

Hay que reinventar España

Artículo publicado en elplural.com
Enlace: http://www.elplural.com/2013/09/12/hay-que-reinventar-espana/

A lo largo de la historia los países fuertes se han lanzado al control de otros países. Al principio esto se conseguía, fundamentalmente, mediante el sometimiento militar y la colonización. Después de la Segunda Guerra Mundial, el dominio empezó a transformarse no tanto en un modelo, podríamos decir, de protectorado, sino un modelo de “colonización” cultural gracias al desarrollo de los medios de comunicación de masas y las industrias culturales. Ejemplo de esto es el desarrollo del pop-rock, como música popular planetaria, y la expansión del inglés como lengua vehicular en todas las latitudes, tratando de crear, de algún modo, cosmovisiones compartidas y nexos de unión entre las personas, independientemente del país en el que vivan.

En los últimos tiempos, a raíz de que ciertos países han comenzado a emerger y aprovechando la crisis financiera, las nuevas formas de control de unos países frente a otros, se orientan no tanto en la hegemonía militar y en la asimilación cultural, como en dominar a otros países teniendo el control de su economía, y es por esto por ejemplo, que China compra deuda de los países desarrollados. Este tipo de poder es muchísimo más económico que invadir militarmente, e incluso más barato que mantener una industria cultural potente. Y es en esta tercera etapa en la que nos encontramos actualmente.

En este contexto geopolítico y económico, cierta parte de España sigue anclada en ese nacionalismo del siglo XIX, que se excita y se enaltece al grito de “Gibraltar Español” o de “Cataluña es España” (por poner dos ejemplos), como si lo que fuera realmente importante es la soberanía marchita sobre un territorio (aunque no digo que ya no sea significativo), en lugar de la gestión de la deuda, de los recursos energéticos y de la integración cultural de los territorios. Ya puestos, estos señores, que agreden a quienes no piensan como ellos (como ayer en Madrid amargando la Diada), podrían reivindicar también la soberanía sobre el Rosellón o sobre Portugal para ser más patrióticos todavía.

Los británicos aprendieron (con todos los matices que conocemos) esta lección hace siglos, llamando oficialmente a su propio imperio el Imperio Unido o a su estado Reino Unido, nombre oficial en el que no se simboliza supremacía aparente de los distintos países que forman el reino.

Y es aquí donde quiero llegar: el nacionalismo rancio español daña los propios intereses de España como país porque no sabe integrar. Si Cataluña se independiza, dirán “nos han quitado Cataluña” sin darse cuenta de que es precisamente su forma de entender España, lo que hace que muchos españoles nos sintamos fuera de su arquetipo de país. Y nuestro país, nos guste o no (y todos tenemos que respetarnos), es un país plurinacional.

Es evidente, y parafraseando a la inversa el memorable lema franquista, que en una España que sólo aspira a ser una, empequeñecida y sometedora, no cabemos todos.

Alfonso Cortés González es vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga y Profesor de Comunicación de las Instituciones Públicas.
en twitter es: @yosoycortes
www.alfonsocortes.com

Social Share Counters

El rey en un 14 de abril

Articulo publicado en elplural.com
Enlace: http://www.elplural.com/2013/04/14/el-rey-en-un-14-de-abril/

Hoy es el día más republicano del año en España a la espera, claro está, de concretar qué fecha en el calendario marcará el comienzo del la III República Española. Últimamente parece que tradicionales aliados del rey Juan Carlos se han hecho republicanos (habrá que ver de qué tipo), y hasta el propio monarca y su familia, tiran piedras contra la marchita y anacrónica institución política.

Los planetas se van alineando: el CIS lleva desde octubre de 2011 sin preguntar sobre la Corona, lo que evidencia un gran deterioro en su imagen que no quieren hacer público. Por su parte, el diario Público ha propuesto un plebiscito virtual, en el que de momento, el 95% de los votos han sido a favor la República.

Tampoco podemos obviar ninguno de los chanchullos, que se están investigando, en los que parece que la Corona esta inmiscuida, así  como los casos ya constatados de cacerías inoportunas y escarceos con Corina.

Y por si fuera poco, no es casualidad astrológica que por su parte esperanza Oña, alcaldesa popular de Fuengirola y recién aliada republicana,  nos haya hecho un favor declarando el 14 de abril como el  Día del Perro. Un gran regalo que nos hace a los republicanos, quienes estamos encantados de compartir efeméride con nuestro mejor amigo.

Salud y República.

Alfonso Cortés González es vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga y profesor de Comunicación de las Instituciones Públicas
En twitter es: @yosoycortes

Social Share Counters

´Los españoles son ratas de laboratorio: a ver cuánto castigo toleran sin rebelarse´

Tomado de Diario de Mallorca

PACO CERDÀ. PALMA Decir de Susan George que es una activista y pensadora es empequeñecer la figura de esta combativa estadounidense de 78 años afincada en Paris. Ejerce como presidenta de honor de ATTAC, la Asociación para la Tasación de las Transacciones Financieras y la Ayuda a la Ciudadanía.

Y su ensayo El Informe Lugano, en el que imagina un terrorífico escenario ecológico, económico, laboral y social hacia el que abocaba el capitalismo del siglo XXI constituye una biblia para los movimientos sociales y el anticapitalismo. La pensadora, que acaba de realizar una visita a España, no se anda con rodeos y alerta: “La democracia está en peligro ante el ataque de ´la clase de Davos´: una clase transnacional desvinculada de la suerte del resto de la sociedad y compuesta por las altas finanzas, las empresas transnacionales y algunos gobiernos que consideran que la democracia es demasiado lenta”.

– Usted denuncia el “austericidio” de Europa.

-Es que la actual política de austeridad, en particular en Grecia y España, es inaceptable. Es inaceptable que la mitad de jóvenes españoles no tenga trabajo. ¿Para quién se gobierna? Porque ésa es la gran cuestión en democracia. Las constituciones de Estados Unidos, Francia „y me imagino que también la de España„ subrayan que el pueblo es soberano. Pero con este principio de austeridad aprobado por Europa, ¿se gobierna para la gente o para los mercados financieros?

-¿Cree entonces que el pueblo ya no es soberano?

-El pueblo está deviniendo cada vez menos soberano. Y con el Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza de la UE se está robando no sólo el poder a los ciudadanos, sino también a los representantes de los ciudadanos. Por tanto, ni tenemos democracia directa, ni democracia representativa.

-Pero apenas reaccionamos

-Está el frente de los indignados y algunos huelguistas. Pero la última huelga en España no ha tenido éxito. Y pienso que es porque la gente tiene miedo de perder su trabajo. Yo comprendo ese miedo, porque el miedo es la disciplina de una sociedad capitalista, que usa el miedo individual para disciplinar y calmar la población con el objetivo de que acepte lo que le digan. De hecho, creo que los griegos y los españoles son como ratas de laboratorio para ver qué nivel de castigo y sufrimiento puede ser aceptado por esta sociedad sin que la gente se rebele. Eso puede alentar al fascismo.

-¿Considera que la extrema derecha saldrá reforzada?

-Es el paradigma clásico que ya vimos en los años 20 y 30: el poder de la extrema derecha. Pienso que es normal. ¿Hacia dónde se volverán las personas sin formación? Mirarán al vecino, al inmigrante que tienen al lado€ Desgraciadamente, es una reacción que ya hemos visto y para la que hemos de estar preparados.

-Con la crisis, la población española ha redoblado sus críticas contra los sueldos y privilegios de los políticos. ¿Eso es desviar la atención de lo importante?

-¡Pero si son los banqueros a los que deberían criticar! La actual crisis es la continuación de lo que ocurrió en 2007 y 2008 por culpa de los banqueros y, en España, de la burbuja inmobiliaria, que al final también era culpa de los bancos por dar préstamos imprudentes y alimentar esta burbuja. Sin embargo, cuando estalló la burbuja, fue el Estado el que asumió la deuda privada. La deuda pública de España era muy moderada cuando estalló la crisis. Sin déficit y con el 50 % de deuda pública, cuando se permitía tener hasta el 60 %. ¡Estabais perfectos, mejor que Alemania! Pero el Estado cargó con la deuda de los bancos. Y ha gastado muchísimo dinero para capitalizar y salvar los mismos bancos que habían causado el problema. Por eso la deuda pública aumentó muy rápidamente. Es una respuesta muy larga a la pregunta, pero no es el coche oficial de los políticos lo importante, sino que el Estado gobierna para los mercados financieros y no para el pueblo. Se ha castigado a los inocentes y los culpables han sido recompensados.

-¿Y, ante ello, qué pueden hacer los ciudadanos españoles?

-Unirse. Unirse los estudiantes, los parados, los jubilados, los trabajadores, los sindicalistas, los agricultores€ Todo el mundo ha de unirse contra esta realidad. Porque la clase de Davos, que es la que gobierna por ellos, está muy unida.

-En Pakistán, una niña que quería estudiar ha sido víctima de un atentado que casi le arranca la vida. ¿El mundo está loco?

-No, el mundo no está loco. El mundo musulmán de los talibanes es sexista, machista y tiene un miedo terrible a la mujer, a la sexualidad de la mujer y al poder de la mujer. Y cuando ellos tienen el poder, lo utilizan para oprimir a las mujeres. Puede llamársele locura, pero responde al interés de los hombres por coartar la sexualidad femenina.

-Si Karl Marx resucitara y viera esta Europa, ¿qué pensaría?

-Él pensaría que la guerra de clases está acabando y que los ricos la están ganando. De eso trata mi próximo libro, que publicará Planeta en España en febrero y que se titulará El Informe Lugano 2. Cómo ganar la guerra de clases. El subtítulo procede de una frase de Warren Buffet, la tercera fortuna del mundo, que escribió: “Hay una guerra de clases, pero es mi clase, la de los ricos, la que está haciendo la guerra, y la estamos ganando”.

-Es cierto.

-¡Claro! Y por eso hay que unirse y no dejarse perder. Porque en juego está la democracia y todo lo que hemos hecho desde el siglo XVIII. Todo aquello que los europeos hemos hecho desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Todo lo que los españoles han hecho desde el final del franquismo.

Social Share Counters

¿cuantos telediarios le quedan a Rajoy?

Artículo publicado en elplural.com
Enlace: http://www.elplural.com/2012/09/07/%c2%bfcuantos-telediarios-le-quedan-a-rajoy/

Es verdad que nadie se imaginaba un presidente del Gobierno tan malo como Mariano Rajoy. No obstante, a veces, los mediocres y pusilánimes tienen la rocambolesca suerte de permanecer en puestos de dirección, aunque es cierto que cuanto más prolonguen su estancia, peor parados saldrán en el futuro. Rajoy es un mal presidente (que ni a Aguirre, ni a Oreja, ni a miles de peperos gusta ya) cuyos atributos políticos son una mezcla de cinismo, mediocridad, demagogia y cobardía.

Es curioso que a pesar de haber obtenido una holgada mayoría absoluta y de haber sido visto por muchos inocentes del PP como un mesías, Rajoy puede convertirse, antes de lo que creíamos, en el presidente más breve desde 1977. El futuro de Rajoy en la Moncloa dependerá de los términos en los que Rajoy solicite y represente el rescate, y de si es capaz de callar con migajas a sus correligionarios que quieren quitarle el sillón presidencial.

El escenario de la posible caída de Rajoy (al contar con gran peso parlamentario su formación política) depende principal y resumidamente de dos situaciones: una, los términos y escenificación mediática del rescate y dos, el cierre o disolución de filas dentro del PP con su presidente.

Lo que haga la oposición también influye, pero al no tener ésta la posibilidad de ganar una moción de censura, y no existir en la actualidad esa conexión sentimental entre la política y la sociedad civil, su capacidad de terciar institucionalmente en el corto plazo no parece muy elevada. Habría que esperar a ver cuál es la reacción social ante la teatralización que se haga del rescate.

Por otro lado, iluminados que piden llevar tanques a Cataluña y País Vasco o aplicar una política antiterrorista fuera de la ley no propician, en absoluto, la cohesión dentro del partido que sostiene al Gobierno, del que cada vez sus líderes sectoriales (opusinos, liberal-conservadores, azules u oportunistas) van cobrando un perfil más definido públicamente, lo que denota una estrategia clara de posicionar liderazgos alternativos a Rajoy.

Paradójicamente, siendo Rajoy el objeto de nuestra reflexión de hoy, lo que él diga o piense o tenga intención de, importa menos que un pimiento manido. Hace meses que las palabras y el pensamiento de Rajoy no pintan nada en esta película, que podría titularse El Fraude. El futuro del títere Rajoy está en realidad en las manos de los Aguirres, Gallardones y Orejas varios, que están seriamente estudiando las posibilidades de ganar cuotas de poder.

No sé si la pregunta con la que titulo este artículo la podemos encontrar ya en las casas de apuestas por Internet, lo que está claro es que hay mucho juego al respecto. Hagan sus apuestas.

Alfonso Cortés González es vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga y profesor de Comunicación de las Instituciones Públicas.
www.alfonsocortes.com

Social Share Counters

¿Nos sacrificamos los ciudadanos o sacrificamos a Rajoy?

Artículo publicado en elplural.com
Enlace: http://www.elplural.com/2012/05/03/%c2%bfnos-sacrificamos-los-ciudadanos-o-sacrificamos-a-rajoy/

Ayer, en un discurso ante el Consejo de Estado, Rajoy pidió sacrificios a la sociedad española. ¿Para qué nos pide Rajoy a los ciudadanos que nos inmolemos? Está claro que Rajoy pide sufrimiento a aquellas personas a quien supuestamente representa, para favorecer, en realidad, un grupúsculo oscuro de especuladores de la felicidad ajena.

Nos pide sacrificios para que renunciemos a nuestra propia salud, y que consintamos el desguace de nuestra sanidad pública.

Nos pide sacrificios para que renunciemos a nuestro futuro, y que permitamos que en España no se investigue científicamente y que los hijos de muchas familias de trabajadores se queden sin plaza en la Universidad.

Nos pide sacrificios para que renunciemos a una posible estabilidad económica, y que aceptemos que los derechos laborales son cosas del pasado.

Nos pide que sacrifiquemos los tres pilares básicos del ser humano cuando vive en sociedad, que son la salud, la educación y la dignidad en el trabajo. Quiere por tanto, que sus verdaderos amos, especuladores financieros del mundo entero estrenen yate nuevo este verano, al mismo tiempo que la gente normal renunciamos a nuestra aspiración más honesta, que es nuestro futuro y el de nuestros hijos. Sin embargo, cada vez está más claro que para tener futuro como país a quien debemos sacrificar es a Rajoy.

¿No les parece un crimen que aquella persona que supuestamente gestiona los intereses de los españoles los traicione y malvenda a un país entero simplemente para conservar cuatro años su cama en La Moncloa?

Alfonso Cortés González es vicedecano de la facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga y profesor de Comunicación de las Instituciones Públicas
www.alfonsocortes.com

Social Share Counters

el pepino y la salchicha

Artículo publicado en elplural.com
Enlace:  http://www.elplural.com/tribuna-libre/el-pepino-espanol-y-la-salchicha-alemana/

Desde que el pasado 26 de mayo, ciertas instituciones alemanas culparan al pepino español de ser el portador de la bacteria E.Coli, responsable de la muerte entonces de ocho personas, la industria agrícola de nuestro país (una de las más importantes de las que tenemos y mantenemos) no ha hecho otra cosa que acumular pérdidas. Como suele pasar frecuentemente, los rompedores de platos, aquellos que se equivocan, no quieren reconocer sus fallos, y mucho menos asumir responsabilidades al respecto.

Esto entra dentro de lo previsible, incluso es previsible que desde Alemania señalen a otros con el dedo, y que para escaquearse del obligado pago e indemnización por daños y perjuicios, se quiera cargar a las arcas de la Unión Europea la factura de su temeridad dialéctica. Es lo que cabe esperar de estos seres humanos. Pero también, en consecuencia, lo que cabe esperar es que el Gobierno de España y los empresarios afectados lleven a Alemania a los juzgados para recuperar el prestigio y el trabajo diario robado, y que tales juzgados les den la razón.

Más que previsiblemente, un juez daría la razón a nuestros agricultores y a nuestro Gobierno, porque lo que está haciendo Alemania es lo mismo que dar un golpe con el coche, y tratar de darse a la fuga ante los ojos de cientos de testigos. Cuando tenemos un accidente de circulación, y la culpa es nuestra (aunque lo hayamos hecho sin querer, y esto es importante), la persona a la que hemos abollado el coche entero, tiene la certeza de que nuestro seguro le va a reparar todo su vehículo, y no sólo el retrovisor.

En este sentido, no se acoge a derecho ni a la razón que sólo se quiera compensar a la industria española con una indemnización que solamente cubre la mitad de las pérdidas ocasionadas por el atropello alemán. Tampoco tiene sentido que la Unión Europea (es decir entre todos los estados) paguemos esta indemnización, ya que eso es lo mismo (trasladando de nuevo nuestro ejemplo al accidente circulatorio), que la reparación del coche afectado, aun teniendo localizado claramente al culpable, la costee el consorcio de seguros en lugar de la compañía contratada por quien ha sido responsable del accidente.

En consecuencia, lo que todavía tiene menos sentido, es la declaración de hoy de Diego López Garrido, Secretario de Estado para la UE, manifestando (y contradiciendo a la ministra de Agricultura Rosa Aguilar) que no se debe iniciar un proceso judicial contra Alemania porque somos países amigos. Un amigo que te choca con el coche y se comporta así, no es un amigo.

Por tanto, cierro con una pregunta al señor secretario de Estado: ¿es acaso usted, siendo miembro del Gobierno de España, más amigo de la salchicha alemana que del pepino español? ¿O quizás no sabe lo importante que es un pepino fuerte y robusto para nuestra salud económica? Y pido disculpas a los lectores y al señor secretario de Estado por este recurso, probablemente tan apolillado y facilón, pero es que no entiendo por qué tenemos que renunciar a nuestro derecho a ser resarcidos.

Alfonso Cortés González es profesor de Comunicación de las Administraciones Públicas y de Comunicación y Sociedad en la Universidad de Málaga

Social Share Counters

La investigación sobre Comunicación en España (1998-2007). Análisis de los artículos publicados en revistas científicas

articulo publicado en Revista Latina de Comunicación Social.
Enlace: http://www.revistalatinacs.org/11/art/926_Vicalvaro/05_Nicolas.html

Dr. Manuel Martínez Nicolás [C.V.] Grupo de Estudios Avanzados de Comunicación (GEAC) Universidad Rey Juan Carlos (URJC) Campus de Fuenlabrada, 28943 Fuenlabrada (Madrid) – manuel.martinez.nicolas@urjc.es
Dr. Enric Saperas Lapiedra [C.V.] Grupo de Estudios Avanzados de Comunicación (GEAC) Universidad Rey Juan Carlos (URJC) Campus de Fuenlabrada, 28943 Fuenlabrada (Madrid) – enric.saperas@urjc.es

Resumen: El espectacular crecimiento de la producción científica sobre comunicación habido en España en la última década contrasta con la escasez de estudios dedicados a conocer la investigación que estamos haciendo. Con el propósito de avanzar en esa línea, presentamos un análisis de contenido cuantitativo de los artículos publicados en cuatro años del periodo 1998-2007 (1998, 2002, 2003 y 2007) por cuatro de las más relevantes revistas españolas especializadas en comunicación, con una muestra total de 285 textos, de los que 235 corresponden a autores que trabajan en universidades o en centros de investigación españoles. Los resultados del análisis indican, entre otras cuestiones, que la investigación española sobre comunicación se centra fundamentalmente en el estudio del Periodismo, y más específicamente en el de los discursos periodísticos. Se trata, además, de una investigación mayoritariamente de carácter empírico, aunque adolece de una generalizada insuficiencia metodológica. Estas deficiencias han ido disminuyendo a lo largo del periodo estudiado, pero parecen estar repuntando en los trabajos publicados más recientemente.

Palabras clave: Investigación sobre comunicación; España; metodología; revistas científicas.

Social Share Counters

Publicidad Institucional en España. Una década en perspectiva.

 Publicado en Razón y Palabra.
Enlace: http://www.razonypalabra.org.mx/N/N75/varia_75/varia2parte/17_Cortes_V75.pdf 

En este artículo se hace un recorrido sobre los últimos diez años (2000-2009) de la publicidad institucional (concretamente de la Administración General del Estado,
analizando este fenómeno detenidamente, para poder plantear un debate muy pertinente sobre la propia esencia y naturaleza de la publicidad de las Administraciones Públicas,en estos tiempos de cambios auspiciados por tres factores: 1. crisis económica global(obliga rediseño de los presupuestos), 2. Nuevas formas comunicativas (web 2.0 y comunicación bidireccional) y 3. Nueva ley de publicidad institucional (y las limitaciones que aplica a la publicidad del Gobierno). Por tanto, tras el estudio de la publicidad discutiremos y plantearemos si es pertinente la inversión, si debemos obviar su función educativo-social, y si este tipo de comunicación publicitaria contribuye o no a la construcción de la democracia.

Publicado en Razón y Palabra.
Enlace: http://www.razonypalabra.org.mx/N/N75/varia_75/varia2parte/17_Cortes_V75.pdf

Social Share Counters

Privatización de la Lotería

Artículo publicado en elplural.com
Enlace: http://www.elplural.com/opinion/detail.php?id=53412

La operación de privatizar las Loterías y Apuestas del Estado (LAE) debe ser debatida y tratada detenidamente con gran honestidad y amplitud de miras, teniendo siempre en cuenta el beneficio social. Hay que evitar que esta venta sea, como explica muy gráficamente el célebre refrán de nuestra cultura popular: pan para hoy y hambre para mañana.

Cuando escuché la noticia, lo primero que pensé fue: ¿por qué el Estado quiere vender una de las empresas más rentables que tenemos los españoles? Entendemos que el Estado es una institución que teóricamente nos representa a todos y que trabaja para la consolidación del bien común. La lotería es un negocio muy limpio y rentable que reporta millones de euros al año al Estado, y dicho montante (una vez deducida la parte para la ONLAE) se destina a educación, a sanidad, a transportes, a políticas activas de empleo, es decir, a todo lo que requiere financiación pública.

De este modo, parece tan descabellado vender las LAE (o parte de ella, pero abriendo por tanto la veda en este sentido), como que una familia vendiese un paquete de acciones en una empresa, que le da buenos dividendos al año, para pagar la pintura con la que se taparán las manchas de humedad, que han provocado las repentinas lluvias de esta semana.

Lo que tenemos que tener clarísimo como país (al igual que lo hacemos en nuestras casas), es que no debemos perder ni un solo euro al año de beneficios derivados del juego. Porque aunque ahora necesitemos ese bote de pintura (léase reducir el déficit), mañana volverá a hacer sol y nos habremos olvidado de la mancha de humedad, y los beneficios de las acciones que vendimos (léase de la lotería) serían muy útiles para pagar el coche o el dentista del niño (léase los servicios públicos).

Otro asunto es una vez privatizadas las LAE, los impuestos sobre los premios, y el IVA sobre el precio de las apuestas, nos diese al país mayores beneficios económicos que siendo una empresa pública. Pero ojo, mientras que en un sistema privado de loterías, el beneficio para la sociedad se sustenta en los impuestos (los cuales a largo plazo se podrían incluso perder, como ha ocurrido con el de sucesiones o patrimonio), en un sistema público de loterías siempre estaríamos asegurando unos ingresos estables.

Por tanto, el Gobierno debe exponernos honesta y detalladamente su plan, e independientemente del beneficio inmediato para las arcas del Estado que reportaría la venta de las LAE, debe demostrar y asegurar que ganaremos más todos con esta operación. Si esto no es verídicamente demostrable, es mejor no tocar las LAE.

Por favor señores del Gobierno, muestren las cuentas claras de esta operación, no vaya a ser que a quien le toque realmente la lotería sea al empresario que se haga con el negocio de la Primitiva, las Quinielas y el sorteo de Navidad, porque empresa más rentable, fácil e intemporal que esta, no hay ninguna.

Alfonso Cortés González es profesor de Comunicación y Sociedad en la Universidad de Málaga

www.alfonsocortes.com

Social Share Counters

La política del más o menos y la irresponsabilidad

Artículo publicado en elplural.com
Enlace: http://www.elplural.com/opinion/detail.php?id=52451

Esta semana Rajoy ha sorprendido, no por su habitual indeterminación y ambigüedad, sino porque por primera vez en su vida, ha dicho, más o menos, lo que quiere hacer si logra formar gobierno. Se ha mojado más en lo que haría con el matrimonio homosexual y la ley del aborto, y menos en la política económica y social.

Ha defendido que le gusta el modelo Cameron que está aplicando el premier británico, y que sería un ejemplo a seguir en España. Cuando se le pregunta si también despediría a 500.000 trabajadores públicos como en Gran Bretaña, con cierta apariencia de ignorancia osada, responde que no conoce el detalle del modelo de su admirado Cameron, cuando esos despidos son el titular destacado en toda la prensa internacional. Mariano empieza a decir lo que piensa, pero sólo más o menos, no vaya a ser que por equivocación, profundice alguna vez en el meollo de cualquier asunto.

Dice las cosas más o menos porque, cuando habla de las políticas de Cameron como modelo, escoge parcialmente algunas medidas, y deliberadamente esconde otras a sus electores. Por ello es conveniente preguntarle firmemente al señor Rajoy, qué sacrificios va a exigir a los españoles que no esté exigiendo férreamente ya el actual gobierno de Zapatero. Y que el señor Rajoy responda a esta pregunta es vital, ya que es charlatanería barata el vender un programa electoral, como está haciendo el PP desde la oposición, en el que con bajada de impuestos se recorte el déficit. Eso sólo se puede matemáticamente hacer (en la coyuntura económica actual) recortando brutalmente de todos sitios, incluida la sanidad y la educación, y a costa, claro está, de la calidad de vida de los habitantes de un país.

También es conveniente pedirle coherencia a Rajoy y los suyos, porque no se puede estar constantemente hablando de que quieren adelgazar el gasto de las Administraciones Públicas y luego, cuando el presidente Zapatero se reunió (es importante recordarlo) en 2009 con las Comunidades Autónomas para pactar una serie de recortes, fue Esperanza Aguirre la primera que se levantó de la mesa, y rompió las negociaciones. El PP se permite el lujo de ser tan incoherente e inconsistente ideológicamente porque su votante nunca le llama la atención y le exige responsabilidades, como si los Rajoy y Aguirre de cada día fueran infalibles y nunca errasen. Por su parte, cuando el PSOE se desvía (de manera intencionada o sobrevenida) de su programa electoral y de sus principios ideológicos, las urnas le dan un escarmiento.

El electorado del PP no suele castigar a su partido porque le falta coherencia ideológica y honestidad crítica hacia sus líderes políticos. Y esta actitud contribuye en gran parte a que el PP sea desgraciadamente como es. Por su parte, el votante progresista constantemente demuestra su desencanto y exigencia a sus representantes políticos dejándoles de votar. Este comportamiento del electorado español obliga a la izquierda a aprender constantemente de sus errores y a renovar sus discursos mientras estanca cómodamente a la derecha en un discurso idéntico y vacio por los siglos de los siglos.

Ahora bien, si el electorado conservador es incoherente y pueril, el progresista es puerilmente irresponsable, porque ante las adversidades (siendo la adversidad y el conflicto el medio ambiente natural de la izquierda, en tanto y en cuanto quiere transformar la sociedad haciéndola más justa y eso genera tensiones en distintos frentes), cuando llegan elecciones se quedan en su casa sin votar y sin tomar partido en la sociedad, en lugar de pedir de manera efectiva con el voto una manera de entender el mundo y contribuir a su construcción con este simple acto. Y esto ha pasado hace un par de días en EE.UU. también. Quiero decir que es muy sano, políticamente hablando, castigar electoralmente al partido que se ha votado, pero es al mismo tiempo muy peligroso no votar y dejar decidir a otros por mí.

En conclusión, mientras no cambiemos nuestra manera de entender la política, y nuestro nivel de exigencia y compromiso real con nuestras ideas y nuestros representantes de las mismas en los parlamentos, nuestros políticos, que salen de entre nosotros (no son de otro planeta ni de otra casta) seguirán siendo como constantemente nos quejamos: un reflejo de nosotros mismos. Es decir, del más o menos, o de achantarse ante las adversidades. ¿O acaso no nos damos cuenta de que entre todos construimos nuestro propio modelo social? La política del más o menos y la irresponsabilidad parecen ser dos rasgos de la manera contemporánea de vivir en sociedad.

Alfonso Cortés González es profesor de Comunicación y Sociedad en la Universidad de Málaga
www.alfonsocortes.com

Social Share Counters