alfonsocortes.es Rotating Header Image

medios de comunicacion

Ideología en los contenidos mediáticos: Estudio sobre las series televisivas en España desde la perspectiva de la Cultura de Paz

Resumen

Casi todos los estudios, al menos desde España, que analizan la influencia mediática sobre la ideología y las cosmovisiones, se centran en el estudio de informativos y discursos políticos. Sin embargo, partimos de la hipótesis de que los contenidos de entretenimiento (cine, shows de televisión, culebrones, videojuegos, etc) pueden incluso tener una influencia mayor en la ideología, actitudes y creencias de las personas que los propios informativos y los discursos políticos. En este artículo se exponen los resultados obtenidos del análisis de las principales series televisivas en España durante 2011, vinculados a una muestra de 2204 ciudadanos, con el objetivo de detectar las correlaciones que existen entre la ideología de la audiencia y la ideología dominante en discurso de la propia serie.

Enlace al texto completo:
http://mhcj.es/index.php?journal=mhcj&page=article&op=view&path%5B%5D=54

Social Share Counters

¿Puede comportarse el rey como un plebeyo?

Articulo publicado en elplural.com
Enlace: http://www.elplural.com/tribuna-libre/%C2%BFpuede-comportarse-el-rey-como-un-plebeyo/

Es comprensible que Juan Carlos de Borbón, rey de España (entre otros títulos de menor rango), en tanto es un ser humano, se pueda sentir molesto por el tratamiento mediático que se hace de su persona. El problema radica en que en lo personal el rey no es un ser humano normal, y en lo político no es un político al uso (aunque sea el principal político de nuestro país).
Artículos relacionados

No es un ser humano normal porque hereda la jefatura de un país, como el que hereda un pisito, y no debe preocuparse, ni él ni su descendencia, por labrarse un futuro, ya que el futuro lo tiene servido desde la cuna. Esta situación sólo la comparten con los reyes los grandes magnates, con la diferencia de que los multimillonarios heredan patrimonios privados (y tienen competencia), y lo que heredan los reyes son países con  gente dentro.

Cuando ya hablamos de heredar un país, pasamos directamente a lo político. El resto de los puesto de responsabilidad pública, se deben, fundamentalmente, a la decisión de los ciudadanos o al concurso en una dura oposición. Un rey, aunque esté capacitado para serlo, no lo ha demostrado previamente en unas oposiciones ni ha contado con la aprobación popular en unas elecciones, y por tanto, simplemente se debe a la gracia de Dios o al capricho de, quizás, alguna autoridad militar que accedió al poder a balazos en lugar de hacerlo por las urnas.

Con este breve texto de hoy no quiero sentar cátedra ni polemizar con ningún deslumbrado por la monarquía, ni nada por estilo. Mi intención simplemente es discutir, desde el punto de vista de la filosofía del derecho político, si un rey tiene el derecho civil de ser tan humano como cualquiera cuando ostenta privilegios cuasi divinos.

Alfonso Cortés González es profesor de Comunicación de las Administraciones Públicas y de Comunicación y Sociedad en la Universidad de Málaga.
www.alfonsocortes.com

Social Share Counters

industria mediática y gastronomía oficial del Reino de España

Conferencia en el Ateneo de Málaga el martes 10 de mayo a las 20h

cartamalacitana11

Social Share Counters

industria mediática y gastronomía oficial del Reino de España

Conferencia en el Ateneo de Málaga el 10 de mayo a las 20h.

cartamalacitana1

Social Share Counters

La invisibilidad de la izquierda

Artículo de Beatriz Gimeno, publicado en elplural.com. Para leerlo pinche aquí.

Decía Jaques Delors en una entrevista publicada el domingo que la izquierda ya no es ni siquiera dueña de su propio vocabulario. En un artículo publicado en este mismo medio Vicenç Navarro hablaba también de cómo los medios de comunicación permiten sin problemas la expresión de argumentos claramente de derechas o muy de derechas, mientras que no dan entrada a argumentos claramente de izquierdas, sino únicamente a aquellos más “moderados” o de centro.De manera que sí, que a las personas de izquierdas nos van robando el vocabulario y la posibilidad de expresar ideas claramente de izquierdas, y la población en general termina por creer que existe la derecha, incluso la extrema derecha, -que no se cortan un pelo-, y que por el otro lado, está el centro. La idea que se extiende es que que mantener posiciones de netamente izquierdistas es algo extremo, raro, marginal…ya que dichas ideas ni aparecen con nitidez en los medios, ni las expresan los políticos (desde luego no los que gobiernan, nunca) Se va educando en la sensación de que ser de izquierdas es algo vergonzoso o clandestino, algo propio quizá de jóvenes alocados, pero no de personas maduras y normales.

La consigna es la siguiente: uno puede ser claramente de derechas y estar a favor de los crucifijos, en contra del aborto, del matrimonio gay, en contra de lo público o en contra de una política impositiva progresiva y no pasa nada; una postura semejante puede ser perfectamente defendida en público. Pero si uno/a es de izquierdas y está por quitar los crucifijos del espacio público, a favor del aborto como derecho (derecho, Señor Bono, derecho), a favor de que los impuestos cobren más a los ricos, mucho más, a favor de lo público frente a lo privado… parece que no puede decirlo con claridad si quiere tener acceso a los medios.

He aquí un ejemplo que me hizo pensar mucho. Cuando hace un par de semanas se celebraron elecciones en Uruguay y estas fueron ganadas ampliamente por el exguerrillero Jose Mugica, en el telediario de las nueve de la noche, en Televisión Española, el locutor dio paso a la enviada en Montevideo con la siguiente afirmación (literal): “Existe el temor que de que Jose Mugica sea más de izquierdas que su antecesor ¿no?” a lo que la enviada respondió: “Existía ese temor, pero no parece fundado ya que Mugica ha moderado su lenguaje en esta segunda vuelta”. Yo, que lo estaba escuchando tuve que preguntarme: ¿quien teme que Mugica sea de izquierdas? No serán los electores, que le han votado masivamente aun cuando, efectivamente, parece más de izquierdas que su antecesor. ¿No será entonces que los electores son mayoritariamente de izquierdas y es justamente eso lo que quieren de su gobierno? Finalmente por mucho que los medios o los comentaristas en general no quieran entenderlo, no quieran asumirlo, puede que lo que ocurre sea algo tan simple como que los votantes, a veces, quieren que gobierne la izquierda, una izquierda que parezca de izquierdas, en su lenguaje y en sus actuaciones: en Uruguay, en Bolivia o en Venezuela. Y que el problema es cuando la izquierda parece que desaparece y sus votantes quedan huérfanos, como en Italia.

Aquí, sin ir más lejos, pasa lo mismo. Votamos al PSOE para que gobernara la izquierda. Cuando el PSOE llevó adelante cambios sociales importantes y de izquierdas, ganó las siguientes elecciones. En la segunda legislatura, en cambio, echaron el freno, llegó la moderación, el miedo, el “no vaya a parecer que somos muy de izquierdas”. Así que reforma fiscal más o menos de derechas, el aborto ya no es un derecho de las mujeres (la palabra “derecho” desaparece de cualquier argumentación), quitar los crucifijos de los espacios públicos ya no está en la agenda, y apatía o directamente temor en la defensa de lo público, que no asume nadie frente a las privatizaciones de la derecha. ¿A quién teme asustar Zapatero? ¿Por qué dan por hecho que no somos mayoría los votantes que le pedimos que sea y que parezca de izquierdas? Los votantes de izquierdas le llevamos a la Moncloa, pero una vez allí parece que se trata de no asustar a la derecha. Lo cierto es que el PSOE hace tiempo que empezó a perder las elecciones y que las perderá posiblemente. Las comenzó a perder el mismo día en que tuvo miedo de asustar a la derecha e incluso a la extrema derecha en lo que hace a sus relaciones con la iglesia. Pero los que le votamos en su día y los que ahora estamos asustados somos las personas de izquierdas que, a pesar de la invisibilidad a la que se nos somete, existimos.
Beatriz Gimeno es escritora y ex presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales

Social Share Counters

Alakrana: ¡Misión cumplida!

articulo publicado en elplural.com. Para leerlo pinche aquí.

En todos estos días no he querido hablar sobre el asunto del Alakrana, porque cualquiera que tenga unos conocimientos mínimos de defensa (cosa que le falta a casi todo el PP), sabrá que en los momentos de crisis de este tipo, cualquier comentario mal medido puede favorecer al enemigo o perjudicar las posibilidades de éxito. Ayer, sin embargo, fue un día feliz. Se terminaban los interminables días de secuestro de los marineros del Alakrana. Por ello, se puede afirmar, sin ningún tipo de reservas, aquello del “misión cumplida”. A pesar de la estrategia de intoxicación al respecto que está llevando a cabo el Partido Popular, no sólo podemos afirmar que se ha cumplido la misión, sino que se ha cumplido extraordinariamente bien.
Fijémonos que el principal objetivo y deseo era recuperar a todos nuestros compatriotas sanos y salvos. Y se ha cumplido, mientras que en otros rescates, como en el caso de yate francés Tanit, hubo muertos (el patrón del barco y dos piratas) y se le consideró un éxito por parte del PP. Por esa regla de tres el caso <i>Alakrana</i> es doblemente un éxito, porque todos están vivos.

Para conseguir el objetivo de que regresase toda la tripulación, dentro de este juego negociador, se disponían de tres factores/herramientas fundamentales en el repertorio: la liberación de los dos piratas detenidos en España por un lado, el dinero por otro y también, como en cualquier operación militar, el uso de la fuerza. En efecto, como el Gobierno tenía claro que lo último que quería era víctimas mortales, el uso de la fuerza debía ser descartado en esta fase. Por tanto nos quedaban dos recursos para liberar a los nuestros: el dinero y el canje de prisioneros. Finalmente tampoco ha habido que forzar el aparato del Estado para liberar a los dos piratas, por lo que la operación <i>Alakrana</i> ya es triplemente un éxito.

El Partido Popular, que lleva algunos años demostrando que es el partido político más antiespañol que existe (por los perjuicios que provoca a España en sus asuntos de Estado, y por la imagen que pretende dar sobre nuestro gobierno en el exterior), quiere sacar rédito político de esta afortunada operación, diciendo que el Gobierno se ha doblegado y que ha pagado. En este sentido, pido que el PP sea claro y que justifique su postura y que aclarare, si para el partido de Rajoy y sus secuaces es más importante la vida de los ciudadanos o un puñado de euros, y qué es lo que hubiese hecho él. Yo al respecto no tengo ninguna duda, y al parecer tampoco la tiene el Gobierno. Ahora bien, el desembolso del rescate no excluye la posibilidad de acciones militares y jurídicas a posteriori, pero eso ya es otra discusión de la que se hablará.

Por tanto, el Gobierno en este asunto no sólo lo ha hecho muy bien, sino que lo ha hecho mejor que Sarkozy ya que no hemos tenido que lamentar la terrible muerte de nadie. Francamente da tranquilidad que en casos como este, nuestro gobierno se preocupe en primer lugar por la vida de sus ciudadanos, y que luego ya hable de dinero y otras chorradas, ya que ¿tendrá cualquier Gobierno en realidad misión más importante que proteger la vida de las personas y su bienestar? Si me pongo en el lugar de cualquier marinero prefiero con los ojos cerrados una operación como la que he llevado el Gobierno, que una acción salvapatrias y fanfarrona del PP, que hubiese pensado muy poco en mi vida, y en lo que significa para mi familia. Porque si un gobierno manda primero la fuerza, yo podría morir, y además movilizar soldados y usar munición también cuesta mucho dinero.

Alfonso Cortés González, es profesor de Comunicación Política y Publicidad en la Universidad de Málaga

Social Share Counters

El conflicto del islote Perejil en la prensa española a través de información fotográfica

Artículo publicado en Estudios sobre el mensaje peridístico, número 15 de 2009.
Para acceder al texto del artículo pinche aquí
Para acceder al anexo pinche aquí

El 12 de julio de 2002 amanecimos con el ya mítico conflicto del Islote Perejil. En este artículo se analizan los acontecimientos y el tratamiento informativo a partir de las fotografías publicadas durante esa histórica semana. Lo que aquí se expone es el resultado del análisis y el estudio de las fotografías que se publicaron sobre el conflicto del islote Perejil (teniendo en cuenta por supuesto el texto), cuando este estaba dentro de la agenda, y era un acontecimiento idóneo para tratar de influir a la opinión pública y sus percepciones de la realidad. Después de unos años somos capaces de estudiar el tema con la distanciaque merece el ejercicio investigador.
Palabras clave: fotoperiodismo, conflictos bélicos, prensa, fotografía, Islote Perejil 

 Perejil Islet conflict in the Spanish Press through photographs

July the 12th of 2002 we woke up with the now mythical Perejil Islet Conflict. In this paper the facts and informative treatment are analysed through the photographs that were published during the mentioned Perejil Conflict (taking into account, obviously the text), when it was inside the agenda-setting, and it was a suitable phenomenon for trying to influence the public opinion, and its perceptions of reality. After a few years, we are capable to study this issue with the distance required in our research work.

Keywords: photojournalism, armed conflict, press, photography, Perejil Islet

Social Share Counters